Wellintong vegetariano

Mi primeras fiestas navideñas como vegetariana me han hecho pasar bastante tiempo buscando recetas “especiales” para la ocasión donde no hubiera animales en mi plato porque hasta ahora la carne y el pescado han sido las estrella de esas celebraciones pero como comento a quien me pregunta, nada mejor que una motivación para afrontar las “dificultades” que tiene abordar algo que es completamente nuevo. Una de las recetas que me pareció que lucía bien ha sido este pastel de hojaldre con verduras, castañas, arropado en una duxelle maravillosa. Seguí la receta del número de navidad de thermomix. Lo único que tengo que aclarar es que las cantidades las daba para una lámina de hojaldre de 35 x 25 cm y 5 mm de grosor y la que yo encontré era de menor tamaño así que cuando consideré que era mucho el relleno y que no podría cerrar el rollo de hojaldre, guardé el sobrante y lo congelé para otro rollo.

Una sugerencia: Todas las preparaciones pueden prepararse con antelación y así por una parte adelantamos y por otra, no tenemos que esperar para que se enfríe el relleno antes de ponerlo sobre la lámina de hojaldre.

Ingredientes

Para el relleno

  • 200 grs de batata en dados pequeños
  • 200 grs de espinacas baby
  • 150 grs de kale o repollo verde rizado
  • 2 rebanadas de pan tostado
  • 100 grs de castañas cocidas peladas y cortadas en trozos
  • 50 grs de champiñones
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • 1 ramita de romero
  • 150 grs de cebolla roja
  • sal
  • pimienta
  • 5 cucharadas de aceite de oliva

Para la duxelle con limón

  • 6 tiras de piel de limón
  • 1/4 de champiñones frescos
  • 3 dientes de ajo
  • 15 grs de mantequilla
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido

Para el rollo

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 huevo para pincelar
  • 1 cucharada de leche

Ver fotos

Elaboración

Relleno

En un bol poner grande poner los dados de pan, regar con 2 cucharadas de aceite y reserva.

Horno

Precalentar el horno a 190º

Envolver en papel de aluminio los dados de batata con el tomillo, romero y una cucharada de aceite

Meter en el horno durante unos 35-40 m (o hasta que la batata esté bien hecha)

Thermomix

Poner en el vaso la cebolla y 2 cucharadas de aceite  y trocear 5 seg – vel 5

Bajar los restos de las paredes con la espátula e introducir el kale, las espinacas, sal y pimienta y sofreír 7 m – 120º – Vel cuchara. Verter el contenido en un colador y dejar escurrir y enfríar bien.

Una vez frío añadir al bol donde pusimos los dados de pan tostado junto con los piñones, las castañas cocidas peladas y troceadas y mezclar bien todo.

 

La duxelle

Poner en el vaso limpio la piel de limón junto con el ajo y triturar 3 seg – Vel 10. Bajar los restos de las paredes y repetir la operación otra vez.

Añadir la mantequilla y los champiñones y picar 2 seg – Vel 7 y posteriormente programar 5 minutos – Temperatura 100ºC – Velocidad cuchara

Poner a escurrir en un colador y posteriormente en un bol con la cucharada de zumo de limón

 

Preparación del rollo 

Precalentar el horno a 200ºC (o la temperatura que aconsejen las instrucciones de la marca de la masa de hojaldre que hemos comprado)

Extender (mirando hacia nosotros la parte más larga del rectángulo) sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear o, con el propio de la lámina de hojaldre, la misma y cubrir con la duxelle cuidando de dejar unos 3 dedos sin que llegue a los bordes para que al cerrarla, no se salga.

El relleno lo pondremos sobre la duxelle y entonces iremos haciendo un rulo ayudándonos con el papel si es preciso aunque éste nunca deberá quedarnos pillado con la masa. Ya sólo nos quedará cerrar bien los extremos del rollo y pincelarlo con la mezcla del huevo batido y la cucharada de leche y si queremos, como ha sido mi caso, poner sésamo y semillas de amapola por encima o lo que nuestro gusto o imaginación, nos inspire.

El tiempo será de 15-20 minutos o el que aconsejen las instrucciones de la marca de la masa de hojaldre que hemos comprado. En cualquier cosa nada mejor que en cuanto lo veamos dorado, apagar el horno.

Es algo laborioso pero merece la pena para ocasiones especiales.

Hay establecimientos comerciales que venden las castañas ya cocidas lo cual te hace un mundo.

Se puede, como he comentado, adelantar, preparando el relleno y la duxelle con antelación.

En una de las veces posteriores que lo he hecho, no hice duxelle sino que cubrí la masa de hojaldre con tahini y también estuvo rico.

Y sobretodo es satisfactorio sentarte a la mesa ante un bocado rico y pensar que está libre de sufrimiento animal porque y, una vez más, quiero animales en mi vida, no en mi plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia al usarlo. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies