Baklava de chocolate

El baklava, baklawa o baclava (del turco baklava​), es un pastel elaborado con una pasta de nueces trituradas, distribuida en la masa filo y bañado en almíbar o jarabe de miel, existiendo variedades que incorporan avellanas y almendras, entre otros frutos secos y kaymak, procedente de la cocina turca. Puede encontrarse con diferentes nombres, en la gastronomía de Oriente Medio, del Subcontinente Indio y de los Balcanes (Wikipedia)…. yo lo resumiré en dos palabras postre ex-qui-si-to.
Es una receta bastante sencilla siguiendo las precauciones que exige la pasta filo (trabajar rápido, pincelarla con mantequilla sin empaparla porque se nos desharía, dejar las láminas a cubierto bajo un paño húmedo para que no se sequen y cuarteen) pero a mí es una masa que me parece deliciosa y que convierte cualquier receta en espectacular. La receta, una vez más, es de Directo al Paladar.

Ingredientes

  • 80g de nueces peladas
  • 80g de avellanas
  • ralladura de la piel de una naranja
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de cardamomo molido
  • 100g de chocolate negro
  • 100g de mantequilla
  • 12 hojas de masa filo

Para el almíbar

  • 1 taza de azúcar (yo le puse media taza, habitualmente en todas las recetas restrinjo la cantidad de azúcar)
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de miel
  • el zumo de media naranja

Ver fotos

Elaboración 

En un procesador o batidora poner las nueces, avellanas, el chocolate, canela, cardamomo y la ralladura de naranja y trocear sin que nos quede hecho polvo, tienen que notarse los trocitos de los frutos secos.

Derretir la mantequilla para pincelar la pasta.

Sacar una hoja de masa filo (dejando el resto bajo un paño de cocina húmedo), poner el lado más largo frente a ti, pincelarla con la mantequilla y a continuación poner otra y hacer lo mismo y así hasta 4 láminas.

Repartir por el lado más próximo a ti la mezcla de chocolate y frutos secos que hemos triturado y enrollar la masa sobre el relleno haciendo un rulo apretado. Una vez hecho, con un cuchillo cortar ese rollo en 8 trozos. No pasa nada con que se nos salga algo del relleno, luego se funde todo en el horno… y no te queda ni una migaja… te lo aseguro.

Colocarlos en una bandeja para el horno pincelada con mantequilla y luego pincelarlos por encima una vez en la bandeja… pincelarlos es pincelarlos, no encharcarlos ni engrasar la masa. Repetimos la operación hasta acabar con toda la pasta filo, te deben salir con esa cantidad 24 rollitos.

Hornearemos duran unos 25-30 minutos aproximadamente (hasta que lo tengamos dorado) a 180º, fuego arriba y abajo.

Cuando falte sobre un cuarto de hora, hacemos el almíbar que consiste en poner los ingredientes en un cazo a fuego fuerte y en cuanto rompa a hervir, bajar a fuego suave y remover y nada más sacar los rollitos del horno, verter por encima y eso le dará un punto crujiente único.

Si tu paquete de pasta filo trae menos hojas, pues en vez de hacer cada rollo con 4 láminas, lo haces de 3 ya que como luego se enrolla, tiene consistencia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia al usarlo. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies